Resulta innegable que la aparición del Coronavirus y el estallido de la pandemia han propiciado verdaderos cambios estructurales dentro de nuestra sociedad. Hemos dejado de hacer muchas cosas y para hacer otras nuevas, más seguras y cómodas. Así, el teletrabajo parece que ha llegado a nuestras vidas para quedarse y encontrar lugares perfectos para crear un despacho en casas pequeñas es un reto que muchas personas tienen que afrontar, a veces de forma inesperada. 

Por eso, hemos buscado soluciones rápidas, sencillas y que permitan lograr ese espacio de trabajo sin tener que tirar o mover tabiques y sin tener que realizar obras de gran calado. Solo pequeños trabajos que harán que se encuentre ese hueco para trabajar donde parecía imposible lograrlo.

Hemos buscado y hemos encontrado 5 lugares que pueden ser ideales para un pequeño despacho en una casa de reducidas dimensiones, logrando que todo encaje y que pueda integrarse ese espacio de trabajo tan necesario sin que se vea perjudicada la estética del hogar. 

Estas son nuestras propuestas, aunque dependiendo de cómo esté distribuida tu vivienda, puedes encontrar otras alternativas inspirándote en las que proponemos o contar con los servicios de un experto en diseño de interiores para asesorarte.

5-lugares-perfectos-crear-despacho-casas-pequenas

1. Aprovechando un armario empotrado

Es una solución que se ha convertido ya en todo un clásico. Una obra reorganizando el interior de un armario empotrado puede hacer que este se convierta en una zona de trabajo. En algunos hogares, hay un armario empotrado en el salón, en una habitación de invitados o, incluso, en un pasillo. 

Al abrir la puerta de este mueble nos encontramos con una mesa para trabajar sobre la que hay una estantería para todo el material. Una vez cerrada, todo queda oculto y nadie sospecharía que tenemos todo un despacho en su interior. Es la solución perfecta para quienes no son capaces de mantener su lugar de trabajo en perfecto orden y prefieren que no se oculte a la vista.

2. Integrándolo en una estantería a medida en el salón

Pero si no te importa que tu espacio de trabajo quede a la intemperie, puedes crear una estantería a medida en el salón en la que se integren la mesa de trabajo. En los estantes puedes combinar los elementos de trabajo con otros decorativos para que todo se vea más bonito y más atractivo.

La estantería puede crearse de obra, consiguiendo un diseño original que quede perfectamente integrado en el salón. El pladur es un material perfecto para crear este tipo de espacios y parecerá que siempre han estado allí.

3. En el hueco de la ventana del dormitorio

Si tu dormitorio es pequeño pero tiene una ventana que llega hasta una pared, puedes aprovechar ese espacio para crear una repisa de obra que se convierta en tu mesa de trabajo. Dependiendo de la altura de la ventana, puede integrarse en la misma, como si fuera una repisa de ventana antigua. 

Otra opción para el dormitorio es la de incluir el espacio de trabajo en el armario empotrado. Para eso, hay que contar con un armario suficientemente grande, pudiendo incluso crear uno en L para que haya sitio para todo.

despacho-pequeno-casa

4. Escritorio tipo secreter

Todo un clásico. El secreter puede estar en el dormitorio o en el salón. Es un mueble muy elegante que siempre encaja con cualquier estilo decorativo porque los hay desde vintage hasta de mitad de siglo o estilo nórdico.

Cuando abres lo abres encuentras en su interior todo el material de trabajo y una vez que se acaba la tarea, se cierra y podemos desconectar no teniendo que ver los papeles de trabajo durante todo el día. Perfecto para quienes no quieren tener presente el trabajo las veinticuatro horas.

5. Zona de trabajo en la cocina

La cocina también puede ser un lugar de trabajo, sobre todo si solo necesitas tu ordenador para poder desarrollar tus tareas ya que solo tendrás que colocarlo en la isla y trabajar. Pero si necesitas un poco más de espacio, puedes transformar un armario de la cocina en tu escritorio particular.

La solución es similar al trabajo que se hace en el armario empotrado, pero en un lugar mucho más reducido como puede ser un armario despensa que se haya adaptado para esta función. Para que todo quede bien adaptado, la cocina debe de estar realizada a medida y el espacio creado a propósito para ello.

Y hasta aquí nuestros lugares perfectos para crear un despacho en casas pequeñas. ¿Te vas a animar a poner en práctica alguna de estas ideas para tener un hueco en el que trabajar cómodamente en tu hogar? Anímate porque si teletrabajas, lo necesitas y si no lo haces, tal vez pronto puedas comenzar. En cualquier caso, este espacio siempre tendrá utilidad para organizar facturas, realizar pequeños trabajos o para tener un rincón en el que navegar en el ordenador sin hacerlo en el sofá con una postura perjudicial para tu espalda.