Comenzamos una nueva década y esto lleva a pensar en una renovación en el hogar para adaptarlo a nuevas necesidades y también a las nuevas tendencias de la moda. Si tu casa ya tiene unos años, quizás toca hacer algunos cambios, ya sea para darle una transformación radical o para modernizarla ligeramente. Te ofrecemos 5 tips que te ayudarán tanto para una cosa como para la otra y harán que tu casa entre oficialmente en los nuevos años veinte.

Abre tu cocina al resto del hogar

La cocina es el corazón de la casa y por eso cada vez cobra más fuerza la tendencia de integrar la cocina en el resto del hogar, eliminando barreras arquitectónicas. Si vas a hacer este tipo de obra y dispones de espacio suficiente no dudes en colocar una isla, porque se convertirá en un elemento imprescindible tanto para comidas informales como para los picoteos con amigos antes de sentarse a la mesa del comedor.

Incluso vamos a ver cada vez con más frecuencia encimeras de cocinar integradas en la isla, gracias sobre todo a los nuevos sistemas de extracción que no obligan a sacar el humo al exterior, sino que reciclan el aire evitando una gran instalación. Hoy, todavía son muy caros pero en poco tiempo será muy frecuente verlos. Esto permitirá que quién cocine quede de frente al resto de los invitados y pueda participar con más soltura de toda la conversación.

El vestidor, indispensable esta década

Primero fueron los armarios empotrados pero en esta década el vestidor será el elemento imprescindible en todo dormitorio de matrimonio. Tanto es así que muchas personas que tienen una casa relativamente pequeña renuncian a espacio en la habitación para poder contar con uno.

La habitación queda reservada exclusivamente para la cama y las mesillas. En el caso de que haya espacio de sobras pueden añadirse unas sillas y una pequeña mesita de centro para que haya una zona de estar. Pero el vestidor será prácticamente imprescindible. Esto se facilita mucho gracias a los modelos sin puertas que tan de moda están y que hacen que este tipo de espacios puedan integrarse en huecos más pequeños.

En las habitaciones de los niños los armarios empotrados continuarán como tendencia ya que ellos suelen necesitar más espacio en su cuarto para estudiar o para jugar y no cuentan con tanta ropa como los adultos, al menos en general.

La bañera vuelve a ocupar su espacio estrella

Si durante muchos años una de las obras estrella en los cuartos de baño ha sido quitar la bañera para instalar una ducha, ahora las tornas cambian. Es cierto que en cuartos de baño muy pequeños donde hay que elegir entre uno solo de estos elementos, la ducha gana por ser más práctica, pero en donde hay espacio se comienzan a ver ambas piezas.

Una bañera y una ducha que ganan espacio a costa de otros elementos como el bidet que cada vez se instala menos en los cuartos de baño modernos. En muchas ocasiones, bañera y ducha se colocan una a continuación de la otra aprovechando todo el largo de la habitación.

El motivo de la vuelta de la bañera es que hemos recuperado el placer de los baños como una fuente de relax muy importante. Dedicarse tiempo a uno mismo comienza a estar entre las prioridades de mucha gente y el baño es un placer al que no se quiere renunciar.

Un solo color para todo tu hogar

El blanco marcó esta nueva tendencia. Tras la explosión de colores que se vivió al comienzo de este milenio llegó el momento de las tendencias más nórdicas con el color blanco como protagonista en todo el hogar.

Pero son muchos los que encuentran este color algo frío o incluso poco compatible con los niños ya que se ensucia demasiado y apuestan por una pizca de color. El gris ha sustituido al blanco, apostando por diferentes variedades de este color. Uno de los tonos que está teniendo más éxito es el gris perla, muy elegante y sofisticado.

Si se le quiere dar protagonismo a una pared se puede recurrir al papel pintado, que es otra tendencia que continúa estando de moda, sobre todo porque los papeles han evolucionado mucho y ahora son bastante más fáciles de poner y de quitar que los de antaño.

Decoración minimalista

Y si quieres darle un cambio radical a tu hogar sin necesidad de ninguna obra, haz un repaso a todo lo que tienes en tu hogar y elimina lo superfluo. La decoración minimalista lejos de perder fuelle coge cada vez más fuerza.

Además de que la casa se verá más grande y luminosa sin demasiados artificios, el eliminar muebles y adornos que sobran hará que las tareas de la casa sean mucho más sencillas y rápidas.