Llega la época del año donde mayor consumo energético se realiza, y tener una serie de factores que reduzcan este gasto de energía nos va a ahorrar muchos euros en las facturas de luz y de gas. Aquí os presentamos un par de ideas que son muy importantes para realizar correctamente ese ahorro energético: tener una carpintería eficiente, y una orientación de la vivienda correctas.

1.     Carpinterías eficientes.

Unas carpinterías eficientes, son uno de los principales factores que reducen el derroche de energía en esta estación del año, y que a la larga nos ahorrará un montante económico que nos compensará la inversión por la adquisición de este tipo de ventanas.

Si hablamos de eficiencia energética, las ventanas son los puntos más sensibles en el edificio o vivienda. Obtener la máxima claridad con luz solar se opone con el bajo grado de aislamiento térmico; durante el verano en detrimento de la entrada en exceso de radiaciones térmicas en el edificio, y en el invierno donde con más facilidad se pierde calor a través de ellos.

Se debe revisar la calidad del vidrio, el tipo de marco y el tipo de abertura, con lo que podremos mejorar tanto el aspecto acústico, térmico y más importante, la perdida energética de nuestro edificio, que como ya hemos dicho es lo que a medio plazo nos ahorrará unos cuantos euros en calefacción y aire acondicionado.

 

ACUSTICAMENTE

PVC Vs Aluminio. -> similares
  75%.->  Espesor del vidrio.

 

VIDRIO

Suma de los dos vidrios >posibles
  Ambos de espesor diferente
  8/10/6 33dB

 

CARPINTERIA

Clasificación 4 (en especial ventanas grandes)

 

 

 

Con estas medidas reduciremos el consumo energético de nuestra casa y con su respectivo gasto en combustibles. Si en nuestra vivienda tenemos perdidas por las ventanas y no queremos cambiar la carpintería… las contraventanas pueden ser una buena solución.

 

1

portada

 

 

2.     La orientación de la vivienda (Se aconseja pensarlo antes de adquirir la vivienda)

La orientación y posicionamiento de muros y ventanas de un edificio influyen muchísimo en lo que respecta al ahorro de energía. La arquitectura bioclimática es sensible al impacto que provoca en la naturaleza, e intenta minimizar el consumo energético.

En climas fríos intenta captar la radiación solar en invierno y aprovecharla, absorviéndola en elementos de gran inercia de algunos materiales como la piedra o el hormigón impreso en Alcoy, para que vayan liberando el calor a lo largo del día.

4

 

¿Cómo se mueve el Sol?

El sol tiene un recorrido de este a oeste, como es sabido, pero varía su inclinación dependiendo de la época del año. En invierno estará más bajo y en verano más alto, cosa por todos bien sabida.

En invierno, al estar más bajo el sol, las fachadas sur reciben casi toda la radiación solar. Por tanto, para captar la mayor radiación, los grandes ventanales deberán estar orientados al sur y recibirán una luz directa en invierno, mientras que las ventanas al norte recibirán una luz difusa pero nunca directa.

En España, ¿cuánto tiempo de sol recibe cada orientación?

SUR: El sol da todo el día en invierno, primavera y otoño. En verano sólo en las horas centrales del día.

SURESTE: En invierno da todo el día. El resto del año da hasta el mediodía.

ESTE: Da todo el año desde el amanecer hasta el mediodía.

NORESTE: En invierno no da. El resto del año hasta mediodía.

NORTE: El sol sólo dará en verano, en las primeras horas de la mañana y las últimas de la noche.

NOROESTE: En invierno no da. El resto del año, desde mediodía hasta la noche.

OESTE: Da todo el año desde el mediodía hasta la noche.

SUROESTE: En invierno todo el día. El resto del año, desde mediodía hasta la noche.

 

3

 

¿Cuál es nuestro caso concreto?

Ahora tendríamos que pensar en la forma habitual de utilizar la vivienda. Por ejemplo, ¿desayunas en la cocina o almuerzas en el salón? ¿Quieres que sea cálido? Lo mejor será orientación sur-sureste, tendrás luz natural por la mañana. ¿Quieres un estudio que vas a usar por las tardes?…, pues lo mejor es orientarlo hacia el oeste…etc.

 

2 2