Al pensar en la construcción edificios Alcoy es fácil imaginarse grandes obras, pero no siempre tiene que ser así, del mismo modo que si se posee un solar, venderlo a una empresa constructora tampoco es la única salida posible. La construcción de un edificio de pequeño tamaño es una obra factible si se realiza entre varios de los futuros propietarios.

Cuando varios propietarios poseen un solar generalmente son de la misma familia y este procede de una herencia. Quizás haya en el mismo los restos de una vieja casa familiar o los hubo en algún momento.

En este supuesto, no son pocos los que se deciden por realizar una inversión conjunta y levantar un pequeño edificio que les permita contar con una vivienda en propiedad para ellos o para sus hijos. Otra posibilidad es que varias personas que buscan vivienda en una zona concreta, o bien quieran invertir algunos ahorros, se asocien en una cooperativa para levantar su propio edificio.

Una constructora de confianza

Es importante contar con una empresa constructora de confianza, capaz de ayudar a llevar a cabo la obra con éxito y que tenga una amplia experiencia en la construcción de viviendas Alcoy. En Cantó contamos con esa experiencia demostrable edificando edificios y podemos encargarnos de realizar el proyecto desde sus inicios hasta la finalización.

No todas las constructoras pueden asumir trabajos de esta importancia, ya que requieren no solo de experiencia, sino también de suficientes profesionales para garantizar unos plazos razonables para la finalización de las obras y para poder realizar los diferentes tipos de trabajo necesarios para que todo llegue a buen puerto.

Contamos con los mejores en cada campo. Desde arquitectos para el diseño inicial hasta todo tipo de profesionales de los diferentes sectores de la construcción que no solo pueden realizar su trabajo con calidad, sino que pueden asesorar y aconsejar para que el resultado final sea todavía más gratificante.

Ventajas de construir tu propio piso

Dado que quienes encargan el proyecto son los futuros propietarios de la vivienda, es posible personalizar al máximo las terminaciones interiores de cada una de ellas, logrando un resultado a la carta que no se podría obtener en ninguna otra vivienda.

No habiendo intermediarios en la construcción de la vivienda, el precio final es mucho más económico y se puede ahorrar mucho dinero respecto a la compra de un piso ya levantado pues no habría terceros ni comisiones.