Uno de los trabajos que llevan a cabo las constructoras Alcoy es el de rehabilitación de fachadas de edificios. Un trabajo cuya importancia va mucho más allá de la estética y que implica, en muchos casos, el poner de acuerdo a varios vecinos con ideas muy diferentes.

La fachada de un edificio es muy importante porque supone el aislamiento del edificio, tanto desde el punto de vista térmico, como acústico y también el aislamiento de humedades. Una fachada en mal estado puede causar un deterioro gradual del edificio que afecte también a las viviendas, que pueden presentar grietas, humedades o problemas de aislamiento.

El aspecto estético también tiene su importancia, ya que una fachada bonita y de calidad hará que el edificio se revalorice. Para aquellos propietarios que quieran solicitar una hipoteca o que estén pensando en vender su vivienda es muy importante que el aspecto del edificio sea el mejor y que la fachada esté en las mejores condiciones porque aumentará el valor de su vivienda.

    1. Las reuniones de propietarios

El primer paso para realizar la reforma de una fachada es realizar una reunión de propietarios. La Junta o el administrador de la comunidad puede llevar ya varios presupuestos para la realización del trabajo. Pero los propietarios pueden presentar también los suyos propios para someter a votación.

Esto puede suponer bastantes discusiones que es importante resolver de una manera muy práctica. Hay que hacer ver a los propietarios qué problemas reales tiene la fachada y cómo hay que solucionarlos así como advertirles de las consecuencias que traería a corto o medio plazo no hacerlo.

Una vez resuelto el tema de qué trabajos son necesarios se pasaría a discutir el aspecto estético de la fachada, como los colores de la pintura o la posibilidad de utilizar recubrimientos.

Normalmente, los gastos de la obra se distribuyen según el coeficiente de propiedad horizontal que corresponde a cada propietario, a no ser que los estatutos hayan recogido una manera diferente de distribuir los gastos.

    1. La empresa que realiza el proyecto

Dado que se trata de un proyecto muy importante en el edificio y que además supone bastante dinero es fundamental encargárselo a una empresa que pueda demostrar experiencia en este terreno y que garantice no solo un trabajo bien realizado, sino el cumplimiento de la garantía si apareciera algún problema.

En Grupo Cantó podemos realizar un trabajo altamente profesional y ofrecer un precio muy competitivo para la reforma de la fachada de su edificio. Consúltenos sin compromiso.