Las reformas parciales que afectan a espacios concretos de la casa pueden ser muy importantes para estar cómodos en el hogar. Tanto que muchas familias aseguran que se sienten como si hubieran hecho una reforma integral del hogar solo con cambiar el baño y la cocina.

¿Qué obras tienes pendientes para que tu casa esa tal y como siempre las has deseado? ¿Tal vez conseguir un nuevo cuarto de baño moviendo un par de tabiques para ello? ¿O crear un comedor de gran tamaño al unirlo con la cocina? ¿Un vestidor o, tal vez, armarios empotrados en todas las habitaciones? ¿Transformar el estudio que ya no necesitas en una bonita habitación de invitados?

Ahora es el momento de llevar a cabo estos trabajos y de conseguir que para las próximas vacaciones de Navidad tu casa sea esa con la que siempre has soñado. Pero, ¿por qué antes de Navidad? Pues porque son fechas en las que hay reuniones familiares y mucha vida social y tu casa podría convertirse en la protagonista de estas reuniones. Veamos las ventajas más importantes de reformar antes de Navidad.

Podrás disfrutar de las fiestas sin obras a medias y con los presupuestos ya cerrados

No hay nada peor que estar en fiestas, con gente en casa ya sea a cenar ya sea a tomar algo y que todo esté en obras. Y peor es que se esté con una reforma integral y ni siquiera se cuente con una vivienda, sino que se esté viviendo en un hotel o en una casa de alquiler con lo mínimo imprescindible. Al comenzar y acabar las obras antes de la Navidad, se garantiza que para las fiestas todo estará listo y en su sitio y se podrán disfrutar de forma relajada.

Otro de los problemas de las obras son los gastos inesperados. En ocasiones, al comenzar una reforma aparecen problemas con los que no se contaba y que es necesario afrontar. O nos damos cuenta de que una vez reformada la casa es importante redecorarla para que todo el trabajo realizado luzca como es debido.

Esto hace que se aumente el presupuesto y por eso siempre se recomienda contar con un dinero extra al hacer reformas integrales para poder llevar a cabo estos arreglos y que la casa quede perfecta. Una vez que la obra ya está terminada ya no hay gastos nuevos e inesperados y es más fácil afrontar las fiestas sabiendo exactamente cuánto dinero se tiene.

Por fin, la Navidad se celebrará en tu casa

Si por fin has reformado tus espacios antes de las vacaciones y esto ha incluido tu sala de estar y tu comedor, ¿por qué no celebrar la Navidad en tu casa al fin? Seguro que si hasta ahora has ido a casa de familiares porque tú no disponías de un lugar adecuado ahora que ya lo tienes estarás deseando que todos lo vean.

Aprovecha para mostrar a todo el mundo tu reforma y lucir tu casa totalmente cambiada y totalmente decorada. Incluso es posible que tengas por fin esa habitación de invitados que siempre habías querido y puedas dejar que se queden personas que viene de lejos y a las que te encantaría tener en tu mesa estas vacaciones.

Pero incluso si no vas a celebrar las fiestas en tu hogar, puedes invitar a tu familia y amigos a que se pasen para tomar un aperitivo un día, una merienda otro… y así poco a poco todos puedan ver el gran cambio de tu hogar, a la par de que puedas aprovechar los nuevos espacios que has creado precisamente para poder disfrutar de momentos así con la gente cercana.

Tu propósito de Año Nuevo, disfrutar de tu nuevo hogar

Las vacaciones están para relajarse y estar a gusto y esto es complicado cuando se sabe que hay una obra pendiente de hacer. Los días antes de contratar una reforma es normal estar dándole vueltas a todo lo que se quiere hacer y no poder pensar en otra cosa. Y, durante las obras, incluso cuando todo va según lo previsto y se cuenta con los mejores profesionales, es imposible no estar pendientes y algo expectantes. Por eso, con el trabajo ya hecho, por fin podrás relajarte en Navidad y desprenderte del estrés que te pueda haber causado al reforma.

Y, para acabar, otra de las ventajas de tener tu hogar listo antes de las vacaciones de Navidad es la de poder proponerte que para el nuevo año vas a disfrutar al máximo de tu casa. Esta ya estará según tus deseos y será al fin el hogar que siempre habías querido. Seguro que viviendo en la casa soñada te resulta mucho más fácil visualizarte consiguiendo nuevos objetivos en tu vida. Y, entre ellos, tiene que estar el llenar tu hogar renovado de buenos momentos para recordar.