Con la llegada del invierno nos hacemos más conscientes de los problemas que puede tener  nuestra  vivienda respecto al aislamiento. Corregirlos con un mayor gasto en calefacción no siempre es posible y desde luego no es inteligente ya que el gasto puede ser muy grande. Por eso, lo mejor es contar con la experiencia de expertos en reformas Alcoy que analicen cuál es la causa del frío o de la humedad del hogar y propongan soluciones.

Las causas de que el hogar sea frío o tenga filtraciones pueden ser muy variadas. Pero, habitualmente, nos encontramos con una serie de puntos que hay que mirar y que suelen ser los que marcan la diferencia entre un hogar cálido y bien aislado y otro expuesto a los elementos.

Ventanas que aíslan de forma inteligente

Unas ventanas eficientes son fundamentales para aislar bien la vivienda y que el frío no entre desde el exterior. La diferencia entre unas ventas de aluminio antiguas y unas modernas con cierre estanco y rotura del puente térmico se verá reflejada en la factura de la calefacción.

Pero no solo se va a conseguir un mayor aislamiento térmico, al tener cierres de alta calidad se evitan las posibles filtraciones del agua que se pudieran haber producido hasta el momento, por lo que también se evitan problemas de humedad. Este tipo de ventanas también evitan en gran medida la condensación, las famosas lágrimas en el cristal, por lo que evitan las humedades que provienen de este problema.

Por último, este tipo de ventanas tienen cristales gruesos que también ofrecen un buen aislamiento acústico, por lo que los ruidos del exterior no se escucharán en el interior de la vivienda, lo que repercute en una mejor calidad de vida. Una bondad añadida que también se debe de tener en cuenta.

Aislamiento para fachadas

Una fachada con un mal aislamiento puede hacer que se filtren humedades al interior de las viviendas y también es causa de que la temperatura del interior se enfríe. La mejor forma de aislar la fachada de una vivienda es desde el exterior, arreglándola por dentro y finalizando el trabajo con un recubrimiento que evite que puedan producirse este tipo de filtraciones.

En algunos casos, antes de realizar estos recubrimientos hay que reparar grietas o incluso realizar rellenos aislantes en zonas concretas o en la totalidad de la fachada según sea su estado. Hay que fijarse especialmente en zonas en las que se produzcan uniones, como en el tejado, o aquellas en contacto con elementos potencialmente problemáticos como los canalones de desagüe.

El problema de este tipo de trabajos es que es caro y en una comunidad implican a muchos vecinos, por lo que cuando se vive en un apartamento puede ser imposible conseguir que se realicen.

Aislamiento desde el interiores

En el caso de vivir en un apartamento no todo está perdido respecto al aislamiento de la fachada. Se puede hacer también desde el interior. Aunque es una obra más trabajosa y no resulta tan eficiente como cuando se lleva a cabo en la totalidad de la fachada, lo cierto es que se nota mucho y merece la pena.

Existen diferentes maneras de aislar la vivienda del frío de la fachada. Una de ellas puede ser inyectando espuma de aislamiento y relleno en la cámara que queda entre la pared exterior de la fachada y la del hogar. Para eso, profesionales de las reformas en Alcoy en la materia realizarán agujeros en todas las paredes que dan al exterior e infiltrarán en el interior espuma aislante. Esta espuma coge mucho volumen al inyectarse, por lo que acaba ocupando todo el hueco y creando una capa aislante muy efectiva entre la fachada y la vivienda. La ventaja de esta obra es que no afecta al tamaño de las habitaciones.

Otra opción, cuando la anterior no es factible, es crear un doble tabique en las paredes que dan al exterior y colocar en medio una capa de lana de roca o de otro material aislante. Si se desea, en lugar de un tabique se puede colocar un recubrimiento de pared en madera, piedra o materiales de imitación.

Se perderán unos centímetros de habitación pero se conseguirá que tenga una temperatura mucho más agradable, eso sí, esta solución no es válida en caso de filtraciones de agua.

Puertas de exterior

Las puertas de exterior también pueden estar haciendo que se pierda calor o que entre humedad del exterior. Las viejas puertas de metal o de aluminio sin aislar pueden estar dejando entrar el frío y creando condensación. Una puerta moderna corregirá este problema y mejorará también la estética de la vivienda.

Si la puerta exterior tiene mucho espacio entre la puerta y el suelo pueden instalarse burletes para evitar la entrada del aire.