Hay reformas del hogar que ayudan a ahorrar mucho dinero. Algunas consiguen grandes ahorros y otras logran ahorros más pequeños. Pero todos ellos suman y contribuyen a que el dinero no se vaya de forma innecesaria además de ayudar a que la calidad de vida en el hogar sea mucho mejor. Aquí van algunos consejos básicos para ahorrar gracias a la reforma de tu casa.

Ahorro en calefacción y en aire acondicionado

Renovar las ventanas es una de las obras que más dinero pueden hacer ahorrar a una familia. Las ventanas con rotura del puente térmico permiten aislar mucho mejor la casa a nivel de temperatura. Si además los cristales son suficientemente gruesos, entonces conseguiremos que la casa esté aislada de la temperatura exterior.

Si la casa es excesivamente fría o calurosa puede ser porque haya un mal aislamiento de la fachada. Si cuando tocas las paredes que dan a la fachada estás están muy frías o muy calientes, seguramente el problema sea que no están bien aisladas.

Lo mejor sería que la comunidad de vecinos decidiera realizar una obra de rehabilitación y aislamiento de la fachada porque es así como quedaría mejor. Pero si no están dispuestos a ello se puede hacer desde el interior de la vivienda. Si bien no tiene el mismo grado de efectividad, sin duda se va a notar y mucho.

Con estas obras no pasará el frío en invierno y tampoco el calor en verano, al menos no tanto como con unas ventanas de inferior calidad o sin aislamiento. Se ahorrará mucho dinero en la calefacción y también en el aire acondicionado.

Reformar-Casa

Ahorro en servicios como el agua y la luz

El ahorro en agua y en luz es también muy importante. Una manera de ahorrar en luz en una reforma del hogar es realizando los cambios en la instalación para que todo el cableado esté nuevo y en perfecto estado. Así, se podrán colocar nuevos electrodomésticos de bajo consumo y se podrán usar elementos como los lavavajillas que ahorran mucha agua.

Instala en tus grifos difusores para el agua y notarás que puedes hacer exactamente lo mismo pero consumiendo menos de la mitad del agua que consumías normalmente para lavarte las manos o para fregar unos platos a mano.

Si reformas tu cuarto de baño, el WC que elijas debe de tener una cisterna con dos botones para poder usar solo la mitad del depósito cuando sea pertinente.

Finalmente, si buscas la manera de hacer tu casa más eficiente no dudes en contar con profesionales para que te aconsejen en qué reformas invertir con mayor urgencia.