Como especialistas en reformas Alcoy sabemos que una de las preocupaciones de muchos de nuestros clientes tiene que ver con los vecinos. Quieren saber si tienen que pedirles permiso para realizar un trabajo en casa o qué obligaciones pueden tener respecto al resto de propietarios.

Lo habitual es que sea necesario permiso si las obras son en el interior de la vivienda, aunque sí puede ser preciso hablar con la Junta de Propietarios en caso de que se cambien cosas como las ventanas, que tienen que ser uniformes y deben de corresponderse con un modelo previamente aprobado.

 

  • Informar a la Junta de Vecinos

 

Aunque no se estén llevando a cabo reformas para las que haya que pedir permisos o autorizaciones a los propietarios, lo habitual es informar a la Junta de Vecinos. Una carta o un mail en el que se explique se se van a realizar obras en casa, se indique que se cuenta con los permisos pertinentes y se ofrezcan disculpas por las molestias ocasionadas, es algo que no está de más y con lo que se queda muy bien ante el resto de propietarios. Si se sabe el plazo aproximado de los trabajos también se puede comentar.

Además, es una manera de adelantarse a posibles llamadas o preguntas para saber si todo está en regla. Incluso es una buena manera de prevenir denuncias ya que podrían pensar que se trata de trabajos que no sean legales. En caso de que se produjera algún problema, todo sería mucho más sencillo si se ha actuado con cortesía en primer lugar.

 

  • ¿Qué pueden negarnos el resto de propietarios?

 

Los propietarios de la comunidad no pueden negarnos que se lleve a cabo una reforma en nuesra vivienda, pero sí pueden pedirnos que no se utilicen elementos comunes, como es el ascensor. Si bien no es algo habitual, hay que tenerlo en cuenta. Para evitar que esto pueda suceder lo mejor es usar el ascensor siempre de manera medida, sin acapararlo para realizar muchos viajes seguidos. También es importante dejarlo muy limpio cada vez que se suba algo que pueda dejar polvo o cualquier mancha.

Lo mismo hay que hacer en el caso del portal y de las escaleras. A veces, por las características de lo que se transporta, es inevitable dejar polvo, pero lo que se debe de hacer es limpiar al momento para que los vecinos no tengan que sufrir los inconvenientes de nuestras reformas. Esto es algo que hay que exigirle siempre a la empresa de reformas.