En la construcción de viviendas tienen una gran influencia las tendencias arquitectónicas imperantes. Aunque la moda en lo que se refiere a las casas no cambia con excesiva facilidad, es evidente que existe. Un buen ejemplo lo tenemos en los edificios que han sido construidos en una misma época y que suelen presentar idénticos patrones estéticos e incluso una distribución interior bastante similar.

Las tendencias más novedosas en arquitectura de interiores

En arquitectura hay varias apuestas muy novedosas, entre las que destacamos tres que nos han parecido muy llamativas y a la vez muy representativas de los nuevos tiempos y los valores que imperan en vivienda. Son apuestas que comienzan a verse y que seguramente no sean populares hasta pasado algún tiempo, pero que nos indican por dónde van los tiros en cuestión de arquitectura de interiores.

  • Fuerte apuesta por las nuevas tecnologías

La domótica, o las llamadas smart-homes son tendencia. Casas en las que se enciende la calefacción desde el móvil cuando se va camino de casa o en las que podemos saber, incluso a distancia, que hay en el interior del congelador y de la nevera para poder organizar la compra.

Viviendas con sistemas de seguridad muy efectivos, con cámaras que nos permiten ver lo que pasa en el hogar cuando no estamos y sistemas que nos facilitan abrir persianas o encender luces sin estar en el hogar, en el momento que queremos.

smart-home

  • Los espacios abiertos

Los espacios abiertos facilitan la convivencia familiar, salas comunes, espacios de ocio compartidos e incluso lugares en los que los hijos pueden estudiar a la vez que los padres realizan sus trabajos. Ya no se trata tan solo del salón comedor unido a la cocina, sino de una planta de la vivienda totalmente diáfana y dividida en diferentes áreas para realizar actividades simultáneas.

tendencias-deco-interiorismo

  • Las multi vivienda

Quizás una tendencia un poco contraria a la anterior tiene que ver con la división de una misma vivienda en diferentes espacios para poder compartir la propiedad de la casa y, a la vez, conservar intimidad. Se trata de una solución que surge a raíz de que hoy son muchos los jóvenes que optan por compartir una casa, pero quieren tener sus propios espacios. O hijos que, incluso con su propia familia, siguen compartiendo vivienda con los padres.

Habitaciones estilo suite, con baño propio y espacio de ocio o trabajo, por ejemplo, son una forma de distribución para estas viviendas que comparten determinados servicios, como la sala de estar o la cocina, pero que tienen cierta apariencia de apartamentos interiores.

En cualquier caso, la compra de casas para reformar estará más de moda que nunca. Cada vez más compradores buscan obtener la casa de sus sueños a un precio más reducido participando de una forma más activa en la construcción de la misma. ¿Eres uno de ellos? Lee nuestro post sobre “Comprar un piso a reformar? Ventajas y claves” y descubre cómo acertar de lleno con tu compra.