Te queremos tentar con una idea maravillosa: haz de tu baño un mini spa. ¿Te lo imaginas? Entrar en tu cuarto de baño y sentir esa paz y relax que sientes cuando visitas un spa. Notar que todas las tensiones del día, los malos momentos y el cansancio se quedan fuera de esa estancia o se van vaporizando al sumergirse en un baño caliente.

Para conseguir esta sensación en casa no es necesario un aseo de película, puede lograrse en cualquier baño, por pequeño y sencillo que sea. Lo importante es tener en cuenta una serie de consejos para que este espacio se convierta en un lugar muy acogedor, agradable que nos transmita las mejores sensaciones.

Te ofrecemos los consejos que te ayudarán a aprovechar el espacio y a relajarte. Por eso, asegúrate de contar con un aseo extra para que nadie te moleste.

haz-de-tu-bano-un-mini-spa

Las bañeras en esquina, perfectas cuando hay poco espacio

Para poder tener un cuarto de baño que se asemeje a un spa, aunque sea uno pequeño, resulta imprescindible una bañera. Siempre que tenemos poco espacio tendemos a pensar que la mejor y única opción es una ducha. Sin embargo, hay otras oportunidades.

La bañera en esquina puede ser ideal para cuartos de baño pequeños, porque aprovecha muy bien el espacio. Pero no es la única opción. Si hay especialistas en cuartos de baño pequeños estos son los japoneses y ellos han creado auténticas bañeras tina muy cómodas, que permiten sentarse y cubrirse totalmente ya que son muy profundas. Una alternativa moderna a tener en cuenta para poder sumergirse en el agua aunque no podamos acostarnos.

Suficiente almacenaje

Si hay algo que está muy claro es que es imposible relajarse en un cuarto de baño desordenado en el que todo está por medio. Meterse en la bañera y ver en el suelo la ropa o las toallas en una esquina no es relajante.

Por eso hay que crear espacios de almacenaje. Por ejemplo, una repisa de obra sobre la bañera en la que colocar los geles y esponjas. Y un armario, que puede ser empotrado de obra para aprovechar todavía más el espacio, en el que poner toallas y ropa. El armario puede sustituirse por una bonita estantería de obra si el espacio es muy reducido. Solo hay que mantener todo organizado para que se vea bien.

El color es importante

Olvídate de los colores estridentes para el baño. Si quieres relajarte necesitas tonos suaves que inviten a sentirse como en un spa. Elige tonos suaves para tus azulejos y tonalidades en madera para el suelo. Te ayudarán a desconectar y sentirte más a gusto.

También puedes instalar una lámpara de cromoterapia para disfrutar de un ambiente distendido, con colores que van cambiando al ritmo de una suave música, tal como hacen en las salas de relax de los spas.

haz-de-tu-bano-un-mini-spa

La temperatura del cuarto de baño

Para relajarse también es muy importante no pasar frío y por eso la temperatura del baño hay que controlarla al máximo. Lo ideal para este espacio son los suelos reflectantes, que ofrecen calidez y que permiten salir de la bañera descalzos y moverse por el cuarto de baño sin sentir escalofríos. 

Una sensación única que es todo un lujo y que, una vez que disfrutes, no entenderás como has podido vivir sin ello. Los radiadores para toallas también son una buena opción, para salir del agua y envolverse en una toalla siempre caliente y agradable.

No olvides otros pequeños detalles 

Por último, la decoración también importa. Detalles como unas bonitas velas para crear un ambiente íntimo y relajante es fundamental. Incluso puedes elegir velas de olor para que la sensación sea todavía más confortable. 

No puede faltar tu música favorita y también puedes elegir aceites para el agua o geles de burbujas para que no te falte ni el más mínimo detalle. Ten cuidado si tu baño es de hidromasaje ya que algunos de estos productos son incompatibles con este tipo de sistemas, así que asegúrate antes de crear una auténtica fiesta de la espuma en tu hogar.

¿Qué te parecen estas ideas? Como ves, no es complicado conseguir el ambiente que te proponemos y si tienes en cuenta estas ideas al reformar tu cuarto de baño, lo vas a agradecer cada día que pase porque disfrutarás de este espacio como nunca.

Haz de tu baño un mini spa y disfruta sin salir de casa del relax que ofrece el agua y un cuarto de baño ordenado, bonito con todas las comodidades de un baño de hotel cinco estrellas, incluso si no cuentas con un gran espacio.