Si tu piso es pequeño, no te resignes a no poder hacer demasiadas cosas. Saca el máximo partido de tu hogar este otoño aprovechando hasta el último metro cuadrado y haciendo de esos lugares, a los que prácticamente no dabas valor, parte esencial de tu vivienda.

Descubrirás como una casa pequeña puede dar mucho de sí cuando se sabe aprovechar todo lo que nos ofrece. Un armario, un pequeño balcón o la pared de tu cocina pueden ser algo muy diferente a lo que son en este momento.

Te ofrecemos algunos trucos para que puedas sacar el máximo partido a tu casa, pero no son los únicos. Cada vivienda tiene sus propias posibilidades y solo hay que saber verlas y realizar un diseño que haga que jueguen a tu favor.

Un pequeño huerto urbano en tu cocina

Si te gusta cocinar seguro que aprecias mucho el poder disfrutar de ciertas hierbas aromáticas que son más deliciosas cuánto más frescas están.

¿No sería fantástico poder tener estas hierbas en casa siempre a mano y que además formaran parte de la decoración? Crea un pequeño huerto urbano en tu cocina. No necesitas mucho espacio, solo una pared sobre la cual colocar tus macetas de una manera muy sencilla. Por ejemplo, con barras para poder colgarlas.

Este rincón será decorativo, muy práctico y además es perfecto para que los niños aprendan a sembrar semillas y vean como crecen las plantas en la cocina de su hogar. Seguro que les hace mucha ilusión cenar una tortilla a las finas hierbas con productos de su propia cosecha.

huerto-urbano-cocina

Un armario en el pasillo puede ser tu nuevo espacio de trabajo

Con los cambios que hemos tenido en nuestras vidas tal vez te haya tocado acostumbrarte al teletrabajo. Pero no se trata tan solo de poder trabajar en casa, sino de hacerlo en un lugar adecuado donde poder tener el ordenador y todos tus materiales a mano.

Si no sabes dónde vas a poner tu escritorio porque tu casa es pequeña y ya no caben más cosas, puedes aprovechar espacios tan inesperados como un armario en el pasillo para crear una zona de trabajo. Tendrás que poner una mesa a medida y estanterías para llenar el espacio interior de modo que también quepa una silla bien pegada.

Cuando cierres la puerta, será el armario de siempre, pero cuando la abras, tendrás tu lugar de trabajo listo para que puedas teletrabajar los días que lo necesites. Incluso podrás decorarlo poniendo algunos objetos en las estanterías para hacerlo más acogedor y personal.

¿Eliminar el pasillo? Una posibilidad viable

En algunas viviendas el pasillo es tan largo y ancho que acaba ocupando un espacio muy valioso que podría sumarse a otros huecos de la casa. Si estás pensando en unir la cocina y el comedor tal vez puedas añadir también el pasillo a la ecuación.

Un diseño posible sería el de una cocina con un comedor de gran tamaño a través del cual se podría ir hacia las habitaciones. Esto haría que todo el espacio de la vivienda fuera útil. Pero no siempre se puede aprovechar todo el pasillo, ni todas las viviendas permiten este tipo de diseño. Por eso, en función de la forma de tu casa, puedes estudiar eliminar parcialmente el pasillo, consiguiendo, así, que un salón o un comedor pequeños ganen un valioso espacio.

Un balcón que se convierte en un coqueto rincón de lectura

balcon-coqueto-rincon-lectura

Los pequeños balcones suelen ser espacios muy poco aprovechados en casa. El rincón al que escapa el fumador de la familia o el invitado que quiere echar un cigarro. O incluso acaban siendo un armario de los trastos. Pero, ¿por qué no hacer que resulte acogedor y agradable como rincón de lectura?

Forra sus paredes con un recubrimiento de madera o de piedra que haga que el espacio sea más acogedor, cierra el balcón con un ventanal de aluminio bien sellado y con un discreto estor. Por último, coloca un cómodo sillón para leer y una mesita auxiliar sobre la que poner tus libros y coloca unas plantas colgantes para darle un ambiente más cómodo e, incluso, un par de baldas para libros o para alguna figura o adorno.

Si no es posible instalar calefacción, deja espacio para un calefactor pequeño que caldee un poco el ambiente en invierno y tendrás un fantástico lugar para aislarte y disfrutar de tus libros sin que te moleste nadie.

Saca el máximo partido de tu hogar este otoño descubriendo todas las posibilidades que tienen esos rincones que normalmente no usas, pero que pueden llegar a ser los más especiales de la casa.