Los consejos para tener una cocina más ordenada ayudan a que este espacio de la casa esté siempre listo para ser utilizado. La reforma de la cocina es una de las obras más caras y también de las más solicitadas a las empresas de reformas. Todo el mundo quiere disponer de una cocina nueva, bonita y funcional.

Por eso, cuando nuestros clientes solicitan consejo, les decimos que en caso de cocinas pequeñas las abran al salón si esto es posible, porque ganarán en espacio y comodidad. Que coloquen armarios hasta el techo para poder tener mayor espacio de almacenaje y que, si quieren una isla, aprovechen esta para que sea el lugar ideal para guardar gran parte del material de cocina.

También podemos ofrecer otros consejos de uso que, si bien tienen menos que ver con el diseño de la obra, también son importantes para mantener el orden en tu hogar.

Consejos para una cocina más ordenada

1- Coloca organizadores de cajones

Los cajones suelen ser los lugares más desordenados de la cocina. Pero es muy fácil evitar esto con organizadores que te ayuden a que cada cosa se mantenga en su lugar. Tendrás perfectamente ordenado tu cajón y encontrarás lo que estás buscando al primer vistazo, lo que todo serán ventajas para tu cocina.

2- Instala suficientes alacenas

Diseñar una cocina bonita está bien, pero si ese diseño entra en contradicción con la funcionalidad de esta, entonces no es una buena opción. Cuando realices el proyecto de tu cocina esta debe de contar con suficientes alacenas para poder tener las cosas de toda la familia. De lo contrario, lo que parecía la cocina ideal, acabará siendo un espacio poco útil y desordenado.

cocina-ordenada

3-Aprovecha el interior de las alacenas con organizadores y un buen sistema de orden

A menudo las alacenas acaban conteniendo mucho menos de lo que deberían porque no están ordenadas. Utiliza los estantes superiores para las cosas que uses con menos frecuencia y deja los inferiores para las de uso diario. Coloca todo ordenado y cada cierto tiempo haz una revisión de lo que contiene ese espacio; mantén limpio los estantes y retira los productos que estén caducados. Así, siempre tendrás todo en orden y no habrá cosas innecesarias en el interior de tus alacenas. No multiplicarás el espacio, pero lo vas a aprovechar mucho más.

4- Usa los armarios del comedor

Los armarios del comedor también pueden usarse para guardar parte de las cosas de la cocina. Puedes colocar en ellos parte de la vajilla y también las cosas que no uses de forma habitual, como las ollas de gran tamaño que ocupan demasiado sitio y solo se utilizan en ocasiones especiales. Si comes a diario en el comedor, este puede ser el sitio de platos y vasos, con algún mueble específico para eso. Los diseños de las cocinas actuales incluso permiten que muebles de cocina y de comedor vayan a juego cuando son espacios abiertos.

5- El frigorífico, solo para lo necesario

Utilizamos el frigorífico para muchas cosas que no necesitan estar ahí y eso nos roba espacio para los productos que realmente tendrían que estar en la nevera. Frutas como los plátanos deben de estar en un frutero, al igual que los tomates. Y productos como el chocolate o los quesos curados tampoco deben de guardarse en la nevera porque el frío altera su sabor.

La leche o los zumos que estén sin empezar también pueden guardarse fuera de la nevera en un armario. De esta forma, aunque nuestra nevera no sea muy grande, tendremos sitio para todo lo necesario.

6- No uses el horno como espacio de almacenamiento

El horno no debe de ser un espacio para guardar ollas o sartenes. Si haces esto, acabarás por no usar el horno tanto como deberías y es un electrodoméstico perfecto para cocinar sano y platos deliciosos. Por eso, si no tienes armarios suficientes para tus sartenes, prueba a crear un espacio en la cocina en el que colgarlas. Además, de esta forma no se arañarán unas contra las otras y las tendrás siempre como el primer día.

7- No hagas compras que superen el espacio disponible

Por último, evita hacer compras que puedan superar el espacio del que dispones. Hoy, hay supermercados cerca de todas las casas y no es necesario acumular en exceso. Planifica las compras para que te las lleven a casa si no tienes tiempo de ir a comprar o usa los sistemas de compra por Internet y recogida inmediata en el supermercado.

Con estos trucos para tener una cocina más ordenada y bonita y te apetecerá mucho más usarla y atreverte con nuevas recetas.